¿Cuándo Operarse de Fimosis?

La fimosis es una afección relativamente común que se produce cuando la abertura del prepucio es lo suficientemente estrecha como para no poder dejar el glande al descubierto.

Suele tener un carácter congénito y tiende a solucionarse por sí sola antes de los 5 años, pero si aparece más tarde, en una edad más adulta, puede ocasionar ciertos problemas.

La decisión de operar siempre está sujeta a la valoración de un especialista dependiendo del tipo y los síntomas que presenta la persona afectada, y por ello vamos a despejar todas las dudas sobre cuándo este problema requiere una intervención quirúrgica.

Fimosis desde el nacimiento a la pubertad

La fimosis fisiológica o primaria se da desde el nacimiento.

Las capas interiores del prepucio presentan una adherencia al glande y la retracción para descubrirlo es difícil.

El problema suele desaparecer con los meses de forma espontánea y, normalmente, ha desaparecido a los 3 años.

A los 5 años, alrededor del 90% de los niños ya no la padece. Si no se ha resuelto durante la pubertad, es cuando deberemos consultar con un especialista para valorar las diferentes opciones según el tipo de fimosis.

Fimosis en la edad adulta

La fimosis conocida como adquirida o secundaria, puede surgir en cualquier momento por causas como un traumatismo local, infección, inflamación o falta de higiene.

Es un problema que debe ser valorado por un especialista, ya que puede derivar en problemas de salud bastante graves como la balanitis.

El tratamiento convencional de la fimosis en estos casos es quirúrgico, aunque es posible conseguir la dilatación del prepucio de forma manual con la ayuda de ciertas herramientas y también puede tratarse con el uso de cremas con esteroides.

Según el tipo de fimosis, se valorará un tipo de intervención u otra.

Mesa con instrumentos de cirugía.

Tipos de operación de fimosis

Existen varios tipos de intervención dependiendo de las causas de la fimosis, pero todas son sencillas y con una recuperación rápida del paciente:

Circuncisión: se trata de dejar el glande al descubierto permanentemente mediante la extirpación del prepucio de forma parcial o total.

Prepucioplastia: se realiza una pequeña incisión en la banda de construcción prepucial y se presenta en muchas ocasiones como alternativa a la circuncisión.

Cirugías por hendiduras: se suelen realizar ante una parafimosis y en casos de urgencia, y puede ser una hendidura dorsal o ventral.

Frenuloplastia: es una operación para solucionar el problema de tener un frenillo corto.

Conclusiones

Ante cualquier síntoma de fimosis, acude a un especialista médico para que valore tu situación y te recomiende un tratamiento adecuado a tu caso.

En cualquier caso, son intervenciones sencillas que solucionan el problema rápidamente.

También te puede interesar…

Primera Visita Urológica: Consejos y Qué Esperar

Primera Visita Urológica: Consejos y Qué Esperar

Has agendado tu primera visita urológica y te preguntas qué esperar durante tu consulta.En esta oportunidad, te damos algunos consejos para que te prepares bien, así como algunos datos sobre lo que puedes esperar de esta cita médica. Veamos. ¿Qué esperar durante tu...

¿Qué es la Urología?

¿Qué es la Urología?

Desde problemas renales hasta trastornos de disfunción eréctil, la urología es un campo médico que está cada vez más hiperespecializado.Así es. Podemos encontrar equipos de profesionales destacados en el área al acudir a una clínica de urología en España. Urología:...

Infección Urinaria: ¿Cómo Reconocerla y Tratarla?

Infección Urinaria: ¿Cómo Reconocerla y Tratarla?

Las infecciones en el tracto urinario son más frecuentes de lo que creemos, especialmente en mujeres y niños. Suele ser el tipo de infección más común, pero por lo general puede tratarse con éxito con antibióticos. Si sientes ardor al orinar, así como algunos cambios...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×