Muerte Gestacional, Perinatal y Neonatal ¿Qué Son?

Saber que tu bebé ha fallecido dentro del útero, o que no tiene posibilidades de sobrevivir, es una noticia tan difícil para la madre, que resulta imposible imaginar el dolor de su pérdida.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren 2,6 millones de bebés en el mundo durante el embarazo o a pocos días de nacer.

Y con motivo del Día Mundial de la Concienciación sobre la Muerte Gestacional, Perinatal y Neonatal, este 15 de octubre, hemos preparado algunos consejos que podrían ayudarte a afrontar esta dolorosa situación.

¿Cuál es la diferencia entre la muerte gestacional, perinatal y neonatal?

Para muchas personas que han experimentado la pérdida de su bebé, la diferencia entre la muerte de un bebé dentro del útero y un aborto espontáneo a menudo puede parecer confuso, pero de ninguna manera podría significar una respuesta emocional mucho mayor en uno que en el otro.

Así pues, para establecer la diferencia entre estos 3 tipos de perdidas, resulta conveniente conocer la definición de cada uno.

En primer lugar, una muerte gestacional o también conocida como muerte fetal intrauterina, se refiere a la pérdida de un bebé en el útero materno. Este término se utiliza cuando la pérdida se ha producido después de la semana 20 de gestación.

Mientras que la muerte perinatal, es el término utilizado cuando la muerte del feto o recién nacido sucede dentro del periodo perinatal, es decir, a partir de las 28 semanas de embarazo, hasta los primeros 7 días de vida.

Por otro lado, la muerte neonatal, se refiere a la muerte del bebé dentro del periodo que va desde el nacimiento, hasta los 28 días después de esta.

Desafortunadamente, existen numerosas causas por las que los bebés corren mayores riesgos de morir dentro del vientre de la madre, como:

^

Ruptura uterina

^

Defectos de nacimiento congénitos

^

Anomalías genéticas

^

Complicaciones con el cordón umbilical

^

Desprendimiento de la placenta u otros trastornos en la placenta

^

Entre otros

En España, la causa más frecuente de la pérdida del embarazo entre 2010 y 2012, se debe a la hemorragia postparto en un 37,5% de los casos.

A nivel general, 6 de cada 100.000 bebés nacidos, fallecen por diferentes factores obstétricos, según los resultados de la encuesta de la Sociedad Española de Ginecología (SEGO).

Muerte Perinatal

¿Cómo afrontar el duelo gestacional, perinatal y neonatal?

Puede que resulte difícil aceptar la muerte de nuestro bebé, por lo que es normal sentir emociones muy dolorosas, como cuando alguien muy cercano a ti muere.

En el momento de la pérdida, sentirse triste, deprimido, culpable o enojado, es parte del duelo.

Cuando su bebé muere por aborto espontáneo, muerte fetal, al nacer o después del nacimiento, seguramente sientas que tu esperanza de ser madre o padre también muere.

Sin duda, todo aquello que esperabas con ilusión puede dejar un gran vacío que puede tardar mucho en curar.

Si bien la muerte de un bebé es una de las cosas más dolorosas que le pueden pasar a una familia, es posible que podamos pasar del dolor a la curación.

A continuación, te damos algunos consejos que puedes poner en práctica para comenzar esta etapa difícil, pero necesaria sanación para seguir adelante, aunque sientas que nunca podrás superar este momento:

^

Cuida tu salud y tu cuerpo

Ahora tu cuerpo necesita recuperarse, dependiendo de cuán avanzado era tu embarazo.

Consume alimentos saludables, haz alguna actividad física todos los días, y evita el consumo de alcohol o tabaco.

En estos momentos, tu cuerpo necesita de estos cuidados para avanzar.

^

Buscar apoyo

Seguramente, algunas señales físicas y circunstanciales pueden recordarte a tu bebé, como la leche materna, o la decoración de la habitación de tu bebé.

En este caso, acude a un consejero y grupo de apoyo que te ayude a lidiar con estas situaciones y sentimientos que generan.

A menudo, estar con grupos de apoyo en donde los miembros han sufrido pérdidas similares, pueden resultar reconfortantes.

^

Aceptar el duelo

Intenta reconocer la pérdida del bebé en lugar de evitarlo.

No dejes de usar su nombre para referirte a él cuando necesites hablar sobre tu bebé.

^

Comparte lo que sientes

Hablar sobre la muerte de tu hijo o hija puede ser de gran ayuda.

Muchas personas recurren a familiares cercanos y amigos en busca de consuelo.

Es posible que sientas que nadie puede ayudarte con tus sentimientos, pero el apoyo emocional a corto plazo puede ayudarte a seguir adelante.

Muerte Neonatal

Conclusiones

Si bien la muerte gestacional no es igual a la muerte perinatal o neonatal, no importa qué tan joven era el bebé cuando murió, pues perder un bebé es perder un hijo.

Estas pérdidas siguen siendo trágicas y dolorosas por derecho propio, por lo que no debemos reprimir nuestros sentimientos a la hora de enfrentarlos.

Es posible que los seres queridos no sepan cómo hablar sobre la pérdida con los padres.

Esto puede hacer que los padres se sientan estigmatizados o que deban procesar su dolor en secreto sin apoyo.

En estos momentos, anima a los padres a hablar sobre el bebé y ofréceles el apoyo que necesitan.

También te puede interesar…

5 Cosas que no Sabías Sobre la Ovulación ¿Para qué sirve?

5 Cosas que no Sabías Sobre la Ovulación ¿Para qué sirve?

¡Existen muchas cosas que seguramente no sepas sobre la ovulación, pero que deberías saber! Tener conocimientos esenciales sobre la ovulación es importante, especialmente si tenemos planes de quedar embarazadas a corto o largo plazo.¿Qué es la Ovulación? Es un proceso...

Episiotomía ¿Qué es y Cuáles son sus Consecuencias?

Episiotomía ¿Qué es y Cuáles son sus Consecuencias?

Con la finalidad de facilitar el parto en algunas mujeres, se realizan algunos procedimientos importantes, como la episiotomía.Esta es una incisión del periné, con la cual se busca prevenir desgarros musculares del piso pélvico, y ampliar el canal de parto para la...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×