¿Qué es el Vaginismo y Cómo se Puede Tratar?

El vaginismo es la contracción muscular en la vagina que se origina de forma involuntaria ante cualquier tipo de penetración.

Esta condición tiende a generar frustración y angustia en mujeres de diferentes edades.

Si bien este síndrome puede empeorar, existen algunos tratamientos efectivos que ayudan a gestionarlo, como los dilatadores vaginales, la terapia cognitivo-conductual (TCC), o los ejercicios de Kegel, que pueden ayudar a disminuir los espasmos y relajar los músculos.

¿Qué es el vaginismo?

Como mencionamos en líneas anteriores, el vaginismo es una enfermedad que involucra un espasmo muscular en los músculos del piso pélvico.

Esta condición puede hacer que sea doloroso, difícil o imposible tener relaciones sexuales, someterse a un examen ginecológico e incluso, insertar un tampón.

Los espasmos son dolorosos e incómodos, y ocurren cuando el pene, un dedo, un tampón, o un instrumento médico intenta penetrar en la vagina.

El grupo de músculos más comúnmente afectado son los músculos pubococcígeos (PC).

Estos músculos son responsables de la orina, el coito, el orgasmo, las deposiciones y el parto.

Revision Gineologica Anual

¿Quiénes pueden tener vaginismo?

Por lo general, una mujer suele saber si posee este trastorno cuando tiene relaciones sexuales por primera vez, siendo esta durante la adolescencia o en la adultez temprana.

También puede saberlo cuando intenta introducir un tampón por primera vez, o debe realizar un examen pélvico.

Sin embargo, también es probable que una mujer pueda desarrollar esta enfermedad mucho más tarde.

En este sentido, las causas del vaginismo o los elementos que contribuyen a desarrollarla, son:

^

Lesiones durante el parto, como desgarros vaginales

^

Miedo al sexo

O al tener emociones negativas sobre el sexo. Es posible que sean originados por agresiones sexuales o traumas relacionados.

^

Trastorno de ansiedad

^

Cirugía previa

^

Entre otros

Aunque estas son algunas de las causas más frecuentes, los médicos no están 100% seguros de por qué algunas personas experimentan vaginismo.

No obstante, el vaginismo empeora cuando las mujeres contraen infecciones urinarias o por hongos, por lo que suele ser mucho más doloroso.

Vaginismo que es

¿Cómo saber si tienes este síndrome?

Las señales que te permiten determinar si posees esta condición son:

^

Relaciones sexuales dolorosas, e incluso, imposibles

^

Dolor durante la penetración vaginal y cese temporal de la respiración

^

Incapacidad para tener relaciones sexuales

O por cualquier otro tipo de penetración en esa zona.

^

El dolor puede variar de leve a severo y de malestar a sensación de ardor.

Es importante saber que el vaginismo no impide que una mujer pueda sentir deseo o excitación sexual, pero pueden sentirse ansiosas por las relaciones sexuales, por lo que tratan de evitar las relaciones sexuales o la penetración vaginal.

¿Se puede tratar el vaginismo?

Afortunadamente, este síndrome puede aliviarse mediante diferentes tratamientos. Sin ellos, puede provocar frustración y angustia y, por ende, empeorar.

Primero es necesario realizar un diagnóstico para determinar si la paciente tiene vaginismo.

Así pues, un médico tomará un historial médico y realizará un examen pélvico.

La finalidad del tratamiento es el de reducir la contracción automática de los músculos y el miedo al dolor, para hacer frente a cualquier otro tipo de miedo que pueda estar relacionado con el problema.

Estos son los tratamientos más comunes para tratar el vaginismo:

1. Con ejercicios emocionales

Esto puede ayudar a la persona a identificar, expresar y resolver cualquier factor emocional que pueda estar contribuyendo a su vaginismo.

Por lo general, los ejercicios emocionales son facilitados por un terapeuta especializado.

Además, su éxito depende en gran medida de sí sus causas están relacionadas con problemas psicosexuales, o por algún trauma.

2. Ejercicios de control del suelo pélvico

Estos ejercicios incluyen actividades de relajación y contracción muscular, o ejercicios de Kegel, para mejorar el control de los músculos del suelo pélvico.

Vaginismo dilatadores

3. Reducción de la sensibilidad a la inserción

Este tratamiento consiste en motivar a la mujer a tocar la zona vaginal lo más cerca posible en su abertura todos los días sin causar dolor. Lo ideal es acercarse un poco más cada día.

Una vez pueda tocar el área alrededor de la vagina con menos dolor, el segundo consistirá en motivarla a tocar y abrir los labios vaginales.

Finalmente, se le alentará a introducir un dedo hasta que pueda disminuir el dolor.

4. Entrenamiento con dilatador vaginal

Si bien es un método que puede resultar agresivo e incómodo, es posible que el correcto tamaño y uso de este dispositivo pueda brindarte excelentes resultados para relajar los músculos de la vagina.

Los dilatadores vaginales vienen en diferentes tamaños, por lo que no tendrás que preocuparte por incrementar tu miedo debido a este entrenamiento o terapia.

Su propósito principal es ensanchar o dilatar la vagina.

Muchas mujeres con vaginismo usan dilatadores para sentirse más cómodas y menos vulnerables a la penetración vaginal.

Es posible que tu médico te recomiende aplicar primero una crema anestésica tópica en el exterior de la vagina para facilitar la inserción.

Una vez que una mujer pueda hacer esto sin dolor, aprenderá a usar un dilatador de plástico.

Si puede insertarlo sin dolor, el siguiente paso será dejarlo de 10 a 15 minutos, para que los músculos se acostumbren a la presión.

A continuación, puedes usar un dilatador más grande y luego puedes enseñarle a tu pareja cómo aplicar el dilatador antes de iniciar el acto sexual.

No existe un tiempo límite para usar el dilatador, una mujer puede usarlo hasta que se sienta totalmente cómoda, haya conseguido disminuir el dolor o logre relajar su vagina ante cualquier elemento que deba introducirse, ya sea un tampón o el pene en sus relaciones sexuales.

Vaginismo doctor ginecologo

Pierde el temor y consulta con tu médico si tienes relaciones sexuales dolorosas o mientras intentas insertar un tampón.

Así pues, si crees que puedes tener vaginismo, no dudes en visitar a tu médico cuanto antes o acudir a una clínica de salud sexual, para descartar cualquier infección subyacente u otras causas de los síntomas que presentas.

También te puede interesar…

6 Cosas que Puedes Hacer para Afrontar la Menopausia

6 Cosas que Puedes Hacer para Afrontar la Menopausia

La menopausia es una etapa natural en toda mujer, por lo que, es importante saber cómo actuar efectivamente ante su llegadaA continuación, partiendo de conocimientos fundamentales veremos cuál es el proceso de la menopausia y cuáles son sus efectos en la vida de la...

¿Qué es la Salpingitis? Síntomas y Tratamientos

¿Qué es la Salpingitis? Síntomas y Tratamientos

Las Trompas de Falopio son estructuras tubulares que conectan los ovarios con el útero.Por lo tanto, juegan un papel fundamental en la reproducción humana y su inflamación se conoce como salpingitis.¿Qué es la salpingitis? La salpingitis generalmente acompaña a...

10 Razones por las que me Duelen los Testículos

10 Razones por las que me Duelen los Testículos

Desde punzadas intermitentes hasta dolores constantes, el dolor testicular puede desencadenar una gran preocupación en los hombres que la padecen.Si bien el dolor en los testículos puede ser común, es importante familiarizarse con los síntomas en caso de que sea una...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×